NOVEDADES TOPONIMIA – SEPTIEMBRE 2017

Nº 1 – GARVENS, Fritz: La toponimia prerromana del norte de España.

Lleida, 400 págs. 2017. Rca. – MILENIO – ISBN: 9788497437592

PVP EUR  25,00 (4% IVA incluido)

“El libro se apoya fundamentalmente en los topónimos prerromanos del norte de España, con especial atención a los nombres de las zonas asturiana, cántabra y pirenaica. (…) tales nombres sirven al autor para formular su hipótesis de la existencia de una lengua hablada al oeste del Ródano y común a toda la antigua Europa occidental. El método comparativo le permite establecer las relaciones probables entre nombres muy alejados geográficamente y proponer hipótesis etimológicas. Su método se basa no tan solo en la etimología, en el origen de las formas y las palabras, sino que además procura inquirir la etiología de cada nombre, esto es, las causas de la creación de cada topónimo y su relación con las circunstancias que pudieron suscitar su nacimiento”

 

Nº 2 – SAEZ CASTAN, Juan Ignacio: Toponimia de Luna y sus aldeas: siglos XI-XIX.

Zaragoza, 361 págs. 2017. Rca. – INSTITUCION FERNANDO EL CATOLICO – ISBN: 9788499114156

PVP EUR  36,00 (4% IVA incluido)

El presente trabajo es un inventario de los topónimos contenidos en la documentación sobre Luna y sus aldeas desde finales del siglo XI hasta principios del XIX, especialmente la conservada en el Archivo Municipal de Luna y en el Archivo de Protocolos Notariales de Ejea de los Caballeros. No se trata de un estudio lingüístico, pues no se pretende estudiar el origen y significado de cada topónimo. La intención del autor es recuperar un valioso conjunto de nombres de lugar forjado a través de los siglos, en un momento en que se encuentran en inminente peligro de olvido a causa del abandono del medio rural.

 

Nº 3 – MATEY VALDERRAMA, Jorge (Ezcaray, La Rioja, 1976): Planos de toponimia actual e histórica y nomenclator del Alto Oja (La Rioja): Ezcaray, Ojacastro, Valgañón y Zorraquín.

Logroño, 147 págs. 2016. Rca. – INSTITUTO DE ESTUDIOS RIOJANOS – ISBN: 9788499601038

PVP EUR 18,00 (4% IVA incluido)

El uso de la toponimia es algo habitual en mi trabajo. Al igual que le sucedía antiguamente al pastor, nosotros también debemos saber ubicar los lugares en base a sus nombres. Para ello consultamos planos de toponimia, o si éstos no existen, los elaboramos a partir de la memoria de los lugareños que mejor conocen los topónimos, o lo que hoy en día es más importante, de los que mejor los recuerdan. O sea, tal y como reza en la hermosa leyenda del mapa de La Rioja de 1769, del geógrafo Tomás López, “Construido por las memorias de los naturales”. Las personas que aún recuerdan la toponimia no son otros que los que en su día se vieron obligados a usarla a diario para el manejo de su vida y hacienda. Gentes que para poder localizar una vaca perdida o una oveja herida, o para poder mandar al hijo a recoger un apero olvidado o perdido, a pie por supuesto, eran orientados hasta su destino gracias a que atesoraban un nombre para cada pliegue del terreno. Hoy en día, debido en parte al abandono de esa dura vida y del éxodo rural, y en parte a los nuevos medios de transporte, ese uso antes imprescindible, hoy lo es mucho menos o apenas es testimonial. Y ya se sabe, cuando algo deja de usarse, tarde o temprano se acaba perdiendo. Pero la tragedia arrecia cuando las personas poseedoras de ese tesoro desaparecen. Y generalmente lo hacen sin dejar testimonio escrito de ello. Y esta gente, la última generación que vivió usando la toponimia, es principalmente la generación de nuestros abuelos. En muchos casos se irán llevándose consigo los nombres, que otros hombres, en otros tiempos, les dieron a las tierras. Y esto es un hecho tan tangible, que algunos de los colaboradores de este trabajo, en el momento en que escribo estas líneas, desgraciadamente ya no están entre nosotros. Quizás esto no tenga importancia para mucha gente, pero para mí sí que la tenía. Y la celeridad con la que la vida corre de manera inexorable, me dio la premura de hacerlo cuanto antes. Era casi una obligación moral.

Comments are closed.